A REVIVIR LA SURCOLOMBIANIDAD COMO REGIÓN Por: Jorge Luis Cabrera C.

0

Por: Jorge Luis Cabrera C.

Dirigentes de diversas organizaciones sociales del Valle, Cauca, Nariño, Huila, Putumayo reunidos en un encuentro deliberativo en Popayán, este jueves 9  de febrero, decidieron conformar un comité de impulso, para retomar la organización de la región surcolombiana, basada en algunas identidades que históricamente han convocado a los habitantes de este recodo sureño de Colombia.

En el evento se hizo un recorrido histórico de las comunidades a partir de lo que fueron los gobiernos de Alfonso Jaramillo en el Tolima, Floro Tunubalá en el Cauca y Parmenio Cuéllar en Nariño. En esta franja de tiempo las administraciones regionales se unificaron al rededor del Plan Sur, que entre otras tantas cosas se opuso de manera radical al Plan Colombia y a la nefasta política de Erradicación por aspersión de los cultivos de coca.

Los participantes reconocieron que la región ha sido olvidada por el centralismo gubernamental y que a pesar de ser una zona rica y diversa cultural, étnicamente hablando, con terrenos variados, con abundantes fuentes de agua, subsuelo con innegables riquezas auríferas y de otros minerales ; que en lugar de servir de oportunidades para un crecimiento social y digno de los habitantes, se han convertido en un calvario para las comunidades afrodescendientes, pueblos y comunidades indígenas y campesinos.

Sin embargo, con el correr de los tiempos, se ha avanzado en procesos de organización social que ha llevado a la población a ser reconocida por la institucionalidad, a través de la movilización social desarrollada.

Las identidades de los pobladores desafortunadamente se han dado por la vía de las precariedades, pero esas circunstancias de debilidad, se han convertido en oportunidades para unirse en torno a la búsqueda de soluciones a los problemas sociales existentes.

El Comité de Impulso, se encargará de recoger las inquietudes planteadas, para elaborar una agenda de trabajo conjunto para encarar las tareas que demanda el momento histórico del post conflicto, para que se implementen a cabalidad los Acuerdos de La Habana en un región que padeció los rigores de la violencia y para animar el desarrollo de la Mesa Social de Negociación con el ELN.

Una tarea inicial será la Convocatoria a un Gran Encuentro de la Surcolombianidad, donde estén representados delegados de las diferentes organizaciones sociales y movimientos políticos, comprometidos.

La Minga Nariñense por la Paz, Planeta Paz, Mujeres por la Paz, el CRIC, Indepaz, la ONIC, académicos, ciudadanos independientes participaron en el evento.

Dejar respuesta