COCA Y BANANO. Por: Colectivo de Colombianos-as Refugiados en Asturias.

0
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=870562459790123&set=pcb.870562949790074&type=3&theater

Incautaron hoy en España nueve toneladas de coca en un contenedor con banano procedente de Urabá, Colombia. Durante la XIV Visita Asturiana hace un mes, en esa región nos narraron que empresarios bananeros prestaban sus fincas para acopio y embarque, o eran directamente parte de las redes de exportación de cocaína en cajas de banano que salen en barco hacia España, Holanda, EUA, y que “la mejor esquina de América” ya tenía seis mares: el Caribe, el Pacífico y los mares de banano, palma, terror y coca.

Esa zona está muy controlada por la policía y por el ejército con decenas de miles de hombres. Muchos funcionarios y gobiernos locales serían fichas de estos empresarios y del clan del Golfo antes llamadas AUC, paramilitares que se mueven por la región sin que los detengan. Son los responsables desde hace tiempos de masacres, de asesinatos de sindicalistas, de la persecución a muerte a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó y del despojo masivo y violento de tierras y territorios colectivos de las comunidades negras en las zonas del Curvaradó y el Jiguamiandó, cerca de Panamá.

Ocupan predios ajenos con gran violencia para beneficio de empresarios de mala fe que se niegan a devolverlos, pues no hay autoridad que haga valer la sentencias de los jueces. Es una región de bosque húmedo tropical de alta biodiversidad que viene siendo deforestado para siembras en monocultivos de banano, palma y piña, y ahora coca.

Por enfrentar o por denunciar estas realidades, y por negarse a entregar su territorios ha muerto mucha gente buena, por centenares, entre los últimos HERNAN BEDOYA y MARIO CASTAÑO, líderes que exigían la restitución de las tierras de propiedad colectiva y fueron asesinados por el grupo paramilitar hace menos de medio año en la misma región. A Mario lo asesinaron delante de su familia que clamaba por su vida.

Ante el panorama de violencia e impunidad las comunidades de los territorios colectivos de Urabá han exigido del gobierno solución a estos temas más que justos, urgentes: garantías para la vida, protección individual y colectiva; presencia de la fuerza pública en 47 puntos de Urabá en los que hay concentración paramilitar; justicia; restitución de las tierras despojadas.

El mayor alijo de coca de procedente de Colombia en España salió de una zona en la que se juntaron -hasta el sol de hoy- la corrupción del Estado encarnado en algunas autoridades civiles y en militares de la Brigada 17 del Ejército nacional y el terror paramilitar que acabaron con el incipiente Estado de Derecho en beneficio del entramado de agroempresarios y de narcotraficantes que tienen justicia, poder político y militar propios.

Banano abonado con terror, sucio de coca, manchado con sangre campesina y negra.

Tomado de: https://www.facebook.com/programaasturiano.derechoshumanos?hc_ref=ARSnbXkR34MCbp6eB5Yj-zs3ppjF3Wsou7ENvBOmg-eaj71yZNhwiV5uVnWCGL5zZN4

Dejar respuesta