EL RETO DE LA IZQUIERDA DEMOCRÁTICA EN NARIÑO. Por: Jorge Luis Cabrera C.

0

Por: Jorge Luis Cabrera C.

“La campaña que desarrollarán los de la Lista de Unidad será de absoluta austeridad económica y de mucha pedagogía política”

Como lo habíamos informado por este medio, la izquierda democrática y un conjunto importante de organizaciones sociales lanzaron una lista unitaria para la Cámara de Representantes por el departamento de Nariño. Los voceros de la Unidad Alternativa por Nariño han decidido recuperar el escaño, que por errores de manejo se perdió hace cuatro años.

Este sector, ha ganado prestigio dentro de los ciudadanos de opinión, desde hace más de dos décadas. Sin embargo, los caciques tradicionales tienen una cauda constreñida que la han secuestrado a punta de favores clientelistas y comprándole el voto cada cuatro años. Nariño ha sido el departamento que más derrotas le ha infringido al uribismo y sus aliados, sobre todo en las dos presidenciales,  y en las de consulta como lo fue el referendo que el patrón antioqueño lanzó en su primer mandato y lo derrotó con el sí en el plebiscito por la paz.

Raúl Delgado y Jaime Rodríguez hacen parte de la lista. Los dos se la han jugado desde distintas posiciones, el primero como alcalde de Pasto y gobernador de Nariño, y el segundo como concejal y diputado, a más de importantes cargos que han desempeñado en administraciones del departamento y el municipio capital.

Las listas de los tradicionales están conformadas por los mismos de siempre, Liliana Benavides, quien cuenta con el apoyo irrestricto de la  cuestionada senadora conservadora Myriam Paredes, a quien la Corte Suprema de Justicia le sigue un proceso, por actos supuestamente delictivos, cometidos cuando su copartidario Carlos Albornoz fue director de la Dirección Nacional de Estupefacientes. El senador Eduardo Enríquez Maya también conservador, línea Alejandro Ordóñez, tiene la pretensión de sacar dos representantes.

Otra lista es encabezada por Gustavo Estupiñan del Partido Liberal, quien tiene cuentas con la justicia, cuando se desempeñó como alcalde de Ipiales y llegó a ocupar la curul de representante, en reemplazo de Neftalí Correa a quien lo despojaron de la envestidura por delitos cometidos, cuando fue alcalde de Tumaco.

La lista de la U, la encabeza Teresita Enríquez Rosero, quien reemplazaría a Berner Zambrano, postulado al Senado, en reemplazo de Manuel Enríquez Rosero, hermano de Teresita.

La campaña que desarrollarán los de la Lista de Unidad será de absoluta austeridad económica y de mucha pedagogía política. Para lograr su objetivo han elaborado una agenda que desarrollarían en el Congreso, que se resume en:

1.Defensa del proceso de paz: cumplimiento del acuerdo suscrito entre el Gobierno nacional y las Farc-Ep, culminación exitosa de la negociación política con el Eln y sometimiento a la justicia de las Bacrim. Promoción de la cultura de la reconciliación y la convivencia pacífica

2. Fortalecimiento de una política de seguridad rural y urbana como bien público esencial  al servicio de la paz y la convivencia cotidiana.

3. Plena aplicación del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, establecido en el acuerdo de paz, en favor de las víctimas del conflicto armado e implementación de programas especiales del posconflicto para la capital de Nariño y las cabeceras municipales donde residen el mayor número de personas en situación de desplazamiento.

4. Adopción de una “nueva institucionalidad para la paz”,  basada en una mayor descentralización  y autonomía de las entidades territoriales, que implica su fortalecimiento político, administrativo y fiscal, lo mismo que un mayor nivel de participación ciudadana  en los asuntos públicos. Impulso a la aprobación del Estatuto de Participación Ciudadana, construida por las organizaciones sociales del país.

5. Participación equitativa del departamento en el presupuesto de inversión de la nación. Control político y gestión para el cumplimiento pleno del Contrato Plan Nariño, Conpes para el desarrollo agropecuario, Plan Todos Somos Pazcifico y  Conpes prosperidad para las fronteras, que contienen un conjunto de políticas, programas y proyectos  que  posibilitarían la generación de nuevas  fuentes de trabajo y mayores ingresos como factor fundamental para el desarrollo regional.

6. Lucha contra la corrupción: reforma política y financiación estatal de las campañas electorales. Eliminación de los cupos indicativos y asignación de recursos  en audiencias públicas. Reglamentación de la obligatoriedad de los pliegos únicos en la contratación por parte de todas las entidades estatales incluidas las de carácter territorial, exclusión de cualquier beneficio penal a los responsables de delitos contra la ética pública,  consolidación del control social  y fortalecimiento de la rendición publica de cuentas, como medidas concretas contra la corrupción.

7. Irrestricta defensa de educación pública como derecho fundamental en todos sus niveles. Incremento de los recursos del Sistema General de participaciones en cumplimiento de los compromisos del Gobierno nacional con Fecode. Universidades públicas adecuadamente financiadas por el Estado. Fortalecimiento de  la institucionalidad y los recursos destinados a Ciencia, Tecnología e innovación.

8. La salud como derecho fundamental y no como negocio privado. Reforma estructural del Sistema de Seguridad Social en Salud, con el objetivo de transformar un modelo   centrado en  la atención de la  enfermedad, a un modelo orientado a la promoción y prevención. Extensión y profundización de los derechos de los pensionados y oposición a las reformas que los limiten.

9. Adopción de una política pública estructural y de largo plazo, en el marco del acuerdo de paz, tendiente a fortalecer la producción agropecuaria nacional y mejorar las condiciones de vida de los habitantes del campo. Renegociación de los Tratados de Libre Comercio. Fortalecimiento de los programas de seguridad y soberanía alimentaria.

10. Consolidación, ajuste y control político sobre la implementación de  políticas, normas, planes y programas que hagan realidad el reconocimiento de los derechos de las mujeres, los jóvenes, la población en situación de discapacidad, los adultos mayores y LGBTI; al igual que los derechos de las comunidades indígenas, afro y campesinas.

11. Propuestas de normatividad que permitan que artistas, artesanos, cultores adquieran condiciones de vida digna por medio del ejercicio de su creatividad como instrumento esencial para la reconciliación y la convivencia pacífica

12. Promoción y apoyo a la recreación y el deporte como medios fundamentales para alcanzar la convivencia pacífica a nivel local, regional y nacional.

13. Impulso a la política pública de adaptación y mitigación del cambio climático. Recuperación, protección, mantenimiento y aprovechamiento sostenible de los recursos ambientales. Uso integral y racional del recurso hídrico. Defensa del agua como derecho fundamental. Vigencia y respeto a las decisiones de las consultas populares frente a los proyectos de gran minería. Apoyo a las iniciativas animalistas.

14. Mayor cobertura y calidad de los servicios públicos con tarifas pagables  para los sectores populares. Vivienda digna y accesible para las familias  de menores ingresos.

15.Control político permanente buscando el cumplimiento por parte del Gobierno de los acuerdos y compromisos suscritos con organizaciones sindicales, sociales, étnicas y comunitarias.

Los integrantes de la lista que sean elegidos harán  el mejor esfuerzo para representar con dignidad y decoro al departamento de Nariño, acompañarán los justos reclamos de la región y sus habitantes y rendirán cuentas de manera pública y periódica.

Tomado de https://www.las2orillas.co/el-reto-de-la-izquierda-democratica-en-narino/

Dejar respuesta