LA VENGANZA DEL VARGASLLERISMO CONTRA PASTO

6

En el 2015 los pupilos de German Vargas Lleras en Pasto, Harold Guerrero y Gustavo Núñez, no solo perdieron la alcaldía, sino, también sus negocios.

Entre las grandes pérdidas que tuvo este grupo de empresarios de la politiquería nacional, regional y local, está la gran pérdida de ver truncadas sus intenciones de privatizar a EMPOPASTO que es la empresa pública de Obras Sanitarias de Pasto.

Creyendo que con los inmensos recursos invertidos en la campaña, tenían asegurada la alcaldía, el acalde de entonces Harold Guerrero utilizando sus “buenas relaciones” con el Ministerio de Vivienda Agua y Saneamiento, gestionó una partida por valor de 14 mil millones de pesos. El ministerio en cuestión aprobó la partida, con una condición: que estos recursos fueran invertidos en el marco del proceso de restructuración y modernización (Léase privatización) de EMPOPASTO, cuyo eje central era aceptar la incorporación a la empresa de un socio o aliado estratégico (Léase inversionista).

El ministerio giró, los recursos llegaron, se invirtieron en la empresa, con ellos se pudo pagar el pasivo pensional que agobiaba las finanzas de EMPOPASTO. Pero a raíz de alto grado de organización y la dinámica de movilización liderada por el Movimiento Social en Defensa del Agua desarrollas den el 2015 y la victoria del Pedro Vicente Obando como alcalde de Pasto, quien cumplió su palabra de no privatizar la empresa. No hubo privatización, no hubo aliado estratégico y EMPOPASTO se mantuvo como una empresa pública de todos los y las pastusas.

Después de las derrotas múltiples en Pasto, las tropas vargaslleristas hicieron del Ministerio de Vivienda Agua y Saneamiento su trinchera politiquera, desde donde se prepara la candidatura a la presidencia de German Vargas Lleras, una candidatura contra la paz y los acuerdos de la Habana.

El 15 de junio de 2016 fue nombrado Harold Guerrero ex alcalde de Pasto en el Viceministerio de Aguas. Comenzaba a fraguarse la estrategia de cobrarle a las y los Pastusos la decisión de optar por un programa de ciudad que defendía el agua como derecho y no como un negocio, que defendía la paz y no la guerra y que le dijo no a las pretensiones privatizadoras del vargasllerismo.

German Vargas Lleras, a finales de marzo del 2017, hizo nombrar como viceministro de Agua Potable y Saneamiento Básico encargado a Fernando Vargas, ¿se acuerdan de él? Si, él era el gerente de EMPOPASTO cuando Harold Guerrero y Gustavo Núñez era el prepotente Secretario de Gobierno. Ese trio de vargaslleristas eran los encargados de llevar a buen término el proceso de privatización de la empresa en el 2015.

Fernando Vargas, asume entonces para además de cumplir sus funciones como viceministro, cobrarle a Pasto los 14 mil millones que el ministerio había desembolsado para que EMPOPASTO realizara el saneamiento y modernización de la empresa, lo cual se hizo pero sin privatizarla.

En estos días el Ministerio con su viceministro de aguas en punta, se han venido con toda a cobrarle a Pasto. Mientras los niveles de corrupción crecen a niveles inaceptables en el Estado, este Ministerio ha puesto al alcalde Pedro Vicente en calzas prietas a buscar alternativas para pagarles.

El alcalde Pedro Vicente, para poder pagarle al Vargas Llerismo, ha propuesto una emisión de acciones, alternativa que no ha sido de aceptación ni de buen recibo por parte de una gran parte de la ciudadanía, del Movimiento Social en Defensa del Agua y de la Minga Nariñense por la Paz, por considerarlo otra forma de privatización.

Pero ante este cobro, político a todas luces, cabría preguntarse: ¿Pueden un ministerio comportarse como un banco prestamista ante las entidades territoriales? ¿Debemos los ciudadanos pastusos pagar a este ministerio y al Vargas Llerismo, recursos que son públicos y que fueron bien utilizados por la empresa?, ¿Por qué en vez de salir “corriendo” a pagar, y tratar de convencer a la ciudad de las bondades de emitir o vender acciones de la Empresa, el Alcalde y el gerente Oscar Parra mejor organiza un equipo de abogados que argumenten porque no debemos devolver estos recursos?

El alcalde Pedro Vicente Obando fue elegido con más de 124 mil votos, apoyo que tuvo y que tiene y que debiera ser suficiente para pararse más firme ante las pretensiones politiqueras y vengativas de una casta politiquera que sigue pretendiendo abusar de la ciudadanía pastusa.

Señor alcalde, usted no está solo, convoque a la ciudad a defender la empresa de las y los pastusos, lo seguimos apoyando y antes de pagar luchemos y denunciemos a los privatizadores.

6 Comentarios

  1. Nadie cree en Pedro Vicente es un fracaso como Alcalde, no ha cumplido nada de su plan de gobierno, no tiene apoyo del nivel Central no tiene nada derivado de no seguir la línea política, la verdad estábamos mejor con Harold lo que hizo en cuanto a infraestructura fue importante y más si fue con recurso del estado

    • por si se le olvida, hay un predial que se esta cobrando a los pastusos por las obras que e principio fueron hechas para que los dueños de los buses como puedan transitar todavía mas a sus anchas, creando conflictos urbanos, después intentaron arreglar el daño añadiendo alguna cicloruta o via peatonal, aun con el humo de los buses en la cara, encima hasta hace poco tuvieron el descaro de hacer un tal paro amañado.
      No sera el mejor, pero los anteriores nunca hicieron nada por regular tráfico y señalizar vías, por ejemplo.
      El señor Harold de ese partido mal concebido y mal llamado «C.R.», era puroo pantalla zo, por que eso es lo unico que les piden allá en el «nivel central».

  2. Realmente es triste ver como Pedro Vicente Obando, engaño a nuestrab gente pastusa, vendiendo una idea de independencia, progreso e inclusión social para las personas más necesitadas y solo hemos visto como a entregado la alcaldia a las mismas clases politiqueras de nuestra región., le debería dar vergüenza haber traicionado los sueños de una región y condenarla al atraso.

Dejar respuesta