LO QUE NO FUE DEL FAST TRACK. Por Voz Digital

0

Redacción política.

Hasta la última semana de fast track, los debates fueron saboteados para desnaturalizar el acuerdo de paz

A pesar de que el Gobierno nacional, señaló el pasado viernes 24 de noviembre en el Teatro Colón, que a un año de la firma del acuerdo de paz el “vaso” de la implementación “esta medio lleno”; la afirmación no se compadece con el resultado final de la implementación legislativa de los acuerdos de paz y deja por el contrario un balance precario.

Los obstáculos y saboteos a la implementación de los acuerdos no solo llegaron vía Congreso. La rama del poder judicial en cabeza de la Corte Constitucional, modificó lo firmado por las delegaciones de paz en La Habana, en materia jurisdiccional, dejando en jaque la esperanza de las víctimas por conocer la verdad y ampliando el fuero de impunidad para los militares que deberían comparecer a la JEP.

Las modificaciones han desnaturalizaron lo pactado en La Habana. VOZ hace un repaso de los proyectos de acto legislativo o iniciativas legales, más importantes, que hacían parte del paquete legislativo denominado fast track, y que no verán la sanción presidencial:

Del punto de reforma agraria integral se encuentran los proyectos de adjudicación de baldíos en zonas de reserva forestal, que solo hicieron trámite en primer debate en las comisiones especializadas de Cámara y Senado. El proyecto incorporaría los territorios baldíos al fondo de tierras que permitirá entregar tres millones de hectáreas de tierra a los campesinos de Colombia.

Una de las estrategias que utilizaron los parlamentarios para eludir el debate es la posibilidad que con dicha reforma agraria se abra la puerta de la “abolición de la propiedad privada” en contra de los empresarios del país.

Lo que en el fondo se palpa es que dicho proyecto afectaría los intereses de grandes empresarios del campo que han venido apropiándose de manera ilegal de tierras del Estado para su usufructo particular. La negativa para la discusión llegó al punto de tener que resolver cientos de impedimentos para discutir la iniciativa por los familiares de estos que son investigados por apropiación ilegal de tierras baldías.

Otro de los proyectos que no llegarán a buen término es la adecuación de tierras, que ya tiene varios meses engavetados pues fue presentado en el mes de marzo y apenas fue aprobada la ponencia el pasado 27 de noviembre. La iniciativa hace parte del desarrollo agrario que integra temas como los distritos de riego, la educación y desarrollo agrario y los avances tecnológicos para el campo colombiano.

Otro de los proyectos que no pasó por la aprobación del Congreso es el de sometimiento a la justicia de bandas paramilitares. La iniciativa se venia trabajando fruto de los llamados hechos por las bandas herederas del paramilitarismo al Gobierno nacional, para iniciar una negociación para el sometimiento a la justicia. Si bien la iniciativa no estaba contemplada en los acuerdos de paz, sí contribuiría a la reforma constitucional que declara el paramilitarismo como un delito y serviría como instrumento de lucha por el desmantelamiento de las bandas paramilitares.

Así el congreso queda históricamente como el cuerpo legislativo que estuvo a la altura de los retos históricos. Voces de Paz, dejó un mensaje en las plenarias de Cámara y Senado: “Señores congresistas, a ustedes la historia los juzgará por hundir o salvar un acuerdo de paz, por cerrar el ciclo de la guerra o darle continuidad”.

Tomado de: http://semanariovoz.com/35330-2/

Dejar respuesta